+ Menu Buscar Social

LA NARANJA UN ALIADO EN NUESTRA DIETA


Os traigo una entrada sobre las propiedades de una de nuestras frutas que más tiempo está en el mercado que tiene un increible sabor y unas magníficas propiedades.
La naranja es una fruta cítrica que se caracteriza por su alto contenido de vitamina C, así como de ácido fólico, potasio, magnesio y calcio. Se puede conseguir durante todo el año en España, pero su mejor época abarca desde mediados del otoño a casi inicios del verano.
La vitamina C o ácido ascórbico, que contiene ayuda a evitar y combatir los resfriados e infecciones. Un buen  zumo de naranja cada mañana nos ayudará a defendernos contra los catarros tan típicos de estas fechas y evitará que nuestras heridas se infecten.
 

Composición por 100 gramos (comestibles)
Calorías
36,6
Hidratos de carbono (g)
8,9
Fibra (g)
2,3
Potasio (mg)
200
Magnesio (mg)
15,2
Calcio (mg)
41
Vitamina C (mg)
50,6
Ácido fólico (mcg)
38,7

Su considerable  contenido en betacaroteno no sólo le confiere su color anaranjado, sino también tiene propiedades antioxidantes, retrasando así el envejecimiento celular.

Asimismo es rica en fibra, que se encuentra en al parte blanca entre la pulpa y la corteza, que favorece el tránsito intestinal.
La vitamina C es importante porque interviene en la formación de colágeno, huesos y dientes, glóbulos
 rojos y refuerza el sistema inmunológico. Otra vitamina presenta en la naranja es la vitamina A, necesaria par la vista, la piel, el cabello, los huesos, las mucosas y el sistema inmunológico.
Una deficiencia severa de vitamina C severa puede provocar la enfermedad del escorbuto Los síntomas indicativos de déficit son encías sangrantes, inflamadas y sensibles, caída del pelo y dientes, sequedad de boca y piel, además de un organismo poco resistente a las infecciones. Por el contrario, un exceso de esta vitamina puede producir dolor de estómago y diarrea.
El hierro contenido en la dieta se asimila mejor si se acompaña con zumo de naranja, por lo que actualmente los médicos lo aconsejan tomar en las embarazadas o en personas con anemia ferropénica junto con los alimentos ricos en hierro (carnes rojas) o con los medicamentos al efecto. Por ejemplo la receta de espinacas acompañada de zumo de naranja después de un bistec.
También es muy aconsejable un zumo de naranja recién exprimida en ayunas, ya que tiene un alto poder antioxidante, y además  y ayuda a la eliminación de líquidos y a limpia el aparato digestivo
Siempre que se ralle la corteza de naranja (para reposteria, por ejemplo), no se debe incluir la parte blanca ya que amarga bastante. Si una naranja estuviese un poco seca, es aconsejable sumergirla en agua templada unos minutos la piel se desarrugará en unos minutos.
Las naranjas que compramos ya están maduras porque no son del tipo de frutas que maduran después de recolectadas. Las buenas naranjas deben ser pesadas, despedir un aroma agradable y no presentar golpes o magulladuras.
Podemos tomar naranjas de diversas formas, como postre, zumos, sorbetes, mermeladas, postres y salsas para carnes.
Sácale el máximo jugo a esta fruta con tantas propiedades.

1 Comentario

  1. La Vibo
    febrero 1, 2011, 1:07 am

    Muy interesante!!!
    Había cosas que ya sabía, pero otras no, un alimento muy sano al alcance de todos!
    A mí mi zumito de naranja recién exprimidas por la mañana…mmmmm…me encanta!! jejeje

    Responder a este comentario

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


Buscar recetas
Suscríbete, recibe las recetas en tu mail
  • Mis otros trabajos


  • Cocina con


  • Hablaron de mi en…


  • Top blogs de recetas Que Recetas