+ Menu Buscar Social

CALÇOTS EN SALSA ROMESCO


En mi casa siempre me inculcaron respetar la diversidad cultural y la riqueza gastronómica de los distintos pueblos y países,  me parece una experiencia increíble sumergirse en las costumbres de cada zona, fundirse con ellas ya que es una manera de saborear  la esencia del lugar, su tradiciones, su modo de vida… Para disfrutar al máximo de un lugar pienso que el refrán “ allá dónde fueres haz lo que vieres”  nos viene al pelo.

Hace ya 12 años que vivo en Cataluña y me gusta observar, probar e incorporar a mi recetario los platos tradicionales que dejan entrever en su sustrato las potencialidades de la  estupenda dieta mediterránea, es por eso que hoy os traigo un plato característico de la gastronomía catalana.
El calçot es una variedad de la cebolla, es típica de la zona interior de Cataluña, pero especialmente de toda la zona occidental, correspondiente a las terres de l’Ebre y la comarca del Alt Camp, los más famosos son los de Valls con D.O.
Es muy consumido a finales de invierno con salsa romesco, completando con un segundo plato compuesto por carnes y butifarras a la brasa.
Es muy típico hacer una “calçotada”, con amigos o familia, ponerse un babero y comer calçots a la brasa disfrutando con los dedos negros y alzando el calçot i la cabeza para comerlos en alto, mmmmm, toda una experiencia.
La historia dice que tuvieron su origen gracias a Xat de Benaiges, un campesino de finales del siglo XIXde la zona de Valls (Provincia de Tarragona), que por descuido, preparó a la brasa unas “cebollas” que sobrecalentó. Se quemaron todos por la parte exterior y, en lugar de tirarlos, peló las capas más externas quemadas, descubriendo que su interior estaba muy tierno y sabroso.

 

Los calçots son deliciosos y la salsa romesco los convierte en un tándem perfecto, con todas los beneficios de la dieta mediterránea, llenos de fibra, vitaminas, frutos secos, aceite.
Gente del mundo, tenéis que probarlos y lo mejor es que gracias a Frescum podéis ya conseguir vuestro manojito en cualquier parte de España.
Vamos a ello.
INGREDIENTES (para 4 personas9
Calçots
·        2 manojos (50 calçots en total aproximadamente)
·        Sal y pimienta
·        Aceite de oliva virgen extra
Salsa
·        1 pimiento rojo
·        1-2  dientes de ajo
·        1 tomate maduro
·        1 docena de avellanas
·        1 docena de almendras
·        1 ñora
·        Aceite de oliva virgen extra (de 50 a 100 g aprox.)
·        1 cucharadita de vinagre blanco
·        Sal

 

 

ELABORACIÓN
1.      Hidratar la Ñora en agua 24 horas antes de comenzar con la receta.
2.    Precalentar el horno a 220º.
3.    En una bandeja de horno colocar el pimiento, el tomate, el ajo y la nora, envueltos por separado en papel de alumnio, durante 30 minutos, retirar el ajo del horno a los 15 minutos. Una vez horneado, reservar para que baje la temperatura.
4.    Cortar las puntas y la parte verde de los calçots, retirar la primera capa y limpiarlos bien con bajo el agua del grifo.
5.     Colocar los calçots en una bandeja de horno forrada con papel de hornear o papel de alumnio, rociar con un chorrito de acceite de oliva, y salpimentar.
6.    Hornear 30 minutos, girándolos a la mitad de la cocción, para que se hagan por igual por ambas caras.
7.     Pelar el pimiento y el ajo y retirar las semillas de la ñora y colocarlos en un vaso batidor. Agregar al vaso las avellanas, las almendras, la sal, vinagre y triturar con la túrmix.
8.    Agregar el aceite en un chorrito constante mientras se sigue triturando, hasta conseguir unas textura cremosa, la cantidad de aceite dependerá del tamaño de vuestros ingredientes
9.    Servir los calçots acompañado de boles individuales con la salsa romesco.
¿Conocíais este plato?
¿Os animáis a probarlo?

10 Comentarios

  1. imaginacion
    febrero 26, 2013, 11:40 pm

    Que pinta niña… y mira que me muero de ganas de comerlos, pero que nunca los he hecho..
    Creo que no me van a salir como los de Catalñuña, pero no por nada si no, por que creo que su calidad es muy especial.
    Besitos

    Responder a este comentario

  2. maria --decorecetas--
    febrero 27, 2013, 9:34 am

    jue, yo conozco los calcots gracias a vosotros, los blogs, y creeme que el dia que pueda probarlos me acordaré muchísimo de todos y cada uno de vosotros!

    Responder a este comentario

  3. TeRe
    febrero 27, 2013, 6:18 pm

    ainsss, menuda pinta tienen!
    por aqui no se encuentran y me apetece un monton probarlos..mientras me conformo viendo tus fotos, espectacualres! un beso

    Responder a este comentario

  4. ana mari martin martinez
    febrero 27, 2013, 6:56 pm

    Menuda pinta tienen los calÇots!! A mis padres les encantan y yo nunca los he probado.
    La verdad que con esa salsita tienen que estar riquisimos!!
    Un bs

    Responder a este comentario

  5. Angélica Llamera
    febrero 28, 2013, 4:24 pm

    Por fin una receta de calçots. ¡Hay que experimentar! Gracias.

    Responder a este comentario

  6. El bocado de la huerta
    abril 26, 2013, 6:02 pm

    Que buenos que se ven en esas fotos tan chulas.
    Un saludito

    Responder a este comentario

  7. Oscar
    septiembre 20, 2014, 5:47 pm

    Hola! Yo compro los calçots en Calsots.com que los tienen con denominación de origen. Son…. bufff, tremendos.

    Responder a este comentario

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


Buscar recetas
Suscríbete, recibe las recetas en tu mail
  • Mis otros trabajos


  • Cocina con


  • Hablaron de mi en…


  • Top blogs de recetas Que Recetas